El emprendedor es esa persona que tiene una sensación de inconformidad general o ante algo en particular sobre su vida o la vida de otros. Inconformidades sobre cómo funciona el mercado, una industria en concreto, la política, la sociedad, la familia o inconformidad frente a sí mismo.

Pero para tomar esa inconformidad y convertirla en progreso e innovación, es indispensable que el emprendedor tenga otros atributos, incluyendo optimismo, perseverancia resiliencia, resistencia, liderazgo y sobre todo imaginación. A la hora de impulsar un nuevo negocio, lo ideal es hacerlo con el menor riesgo posible. En este artículo te mostrare tres tips importantes que debes de tener en cuenta si vas a emprender un negocio.

Tip No. 1.

Define tu mercado y sus necesidades.

Este es un paso muy importante porque a partir de aquí será cuando la empresa empiece a ser una realidad por tanto, la elección debe responder a un profundo proceso de reflexión sobre qué modelo de negocio se aproxima más a tus conocimientos, habilidades y el tiempo del que dispones para ponerlo en marcha.

Tu como emprendedor debes generar una relación a largo plazo con un nicho de mercado determinado y comprometerte con atender sus necesidades. El problema es que la mayoría lo hace al revés. Primero imagina un producto o servicio y después trata de encontrar el mercado. Esta no es la forma correcta. La forma correcta es primero definir a tu mercado y después aprender de sus necesidades.

Tip No. 2.

Genera un producto que atienda esas necesidades.

Una vez que conoces a este pequeño grupo de personas, que les has contactado, que les has entrevistado y que crees tener claridad sobre los problemas reales que tienen, es momento de sentarte a imaginar, reunir a tu equipo, conocer los productos o servicios existentes que ya trabajan con este mercado y que ya están funcionando en el mercado.

Si no tienes competencia lo mejor es que te preguntes por qué rayos no tienes competencia. Quiero decirte que hay tanta gente en el mundo tratando de hacer negocio que lo más seguro es que si encuentras un nicho híper virgen, puede significar que es un mercado inmaduro y que es mejor tratar por otro lado.

Tip No. 3.

Observa la evolución de la audiencia y su necesidad.

El hecho de que un producto resista el primer momento de la verdad y se venda, o que sea atractivo para un porcentaje determinado del mercado, no significa que sea un producto que verdaderamente resista la prueba del tiempo y la relevancia atendiendo cada vez a nuevas generaciones de consumidores y generando dinámicas de compra y recompra. Para atravesar la barrera del emprendedor al empresario, tienes que ser capaz de generar ofertas, campañas, versiones, productos y servicios que se adapten al mercado que cambia todo el tiempo.

El punto aquí es que si tu producto no evoluciona en fondo y forma al mismo ritmo que tu mercado, te vas a quedar atrás. Tienes que ser capaz de observar la transformación de los hábitos de compra de tu mercado, sus necesidades y sus motivaciones para comprar.